TRAUMA SONORO
Categoría: Oido

Sinónimo: Trauma acústico.

Definición:

Es la lesión neurosensorial producida en el oído interno, y debida a la exposición intensa y prolongada a un ruido de alta intensidad. Se trata de una sordera irreversible y progresiva en el caso de una permanente exposición a dicho ruido intenso.
Puede darse a cualquier edad pero sobre todo afecta a trabajadores expuestos al ruido sin la debida protección, también se aprecia en los jóvenes por la utilización y el abuso de auriculares con música a altas intensidades.


Síntomas:

La disminución de la agudeza auditiva puede ser insidiosa y progresiva, sobre todo cuando se trata de un trauma sonoro constante y permanente en el tiempo. Puede darse una sordera brusca, cuando la fuente sonora traumática es muy intensa y digamos “explosiva” y no habitual. El acúfeno, no suele faltar y acompaña a la pérdida auditiva en la mayoría de los casos. A veces, cuando se trata de un trauma sonoro agudo e intenso, puede haber vértigo que desaparece en unas horas.


Causas:

La causa de la sordera por trauma sonoro, está en la misma definición de la enfermedad, es decir, la exposición prolongada a un ruido intenso y continuado o bien a un ruido explosivo o muy intenso de forma brusca.


Diagnóstico:

La historia y exploración clínica, junto con la audiometría constituyen el método diagnóstico de elección.


Tratamiento:

En otro tiempo discutidos, actualmente se hace necesaria la prescripción de medicamentos que contribuyan a la mejor vascularización y oxigenación de las células sensoriales que han sido dañadas. Los corticoides constituyen una ayuda considerable contra el edema y la inflamación del oído interno.
Resaltaremos la prevención como medida ideal primero para evitar el trauma sonoro y una vez instaurado, para evitar su agravamiento. Los protectores de tipo auricular o cascos o al menos los tapones intraductales tipo cera o expansivos, son la principal medida de prevención del trauma sonoro.


Pronóstico:

El pronóstico de la sordera por trauma sonoro es siempre sombrío, pues se trata de una lesión irreversible.


Los protectores auriculares previenen el trauma sonoro y evitan su progresión si ya está instaurado
Patologías Relacionadas
ACUFENOS   AUDIOPRÓTESIS   HIPOACUSIA.   SORDERA BRUSCA   SORDERA PROFESIONAL   TÍNNITUS   VERTIGO  
Volver
diseño y desarrollo: webdreams