IMPLANTE COCLEAR
Categoría: Oido

Definición:

El implante coclear es una prótesis electroacústica, que se coloca en el oído interno, para paliar una deficiencia auditiva profunda, estimulando directamente las neuronas auditivas.
Principales componentes del implante coclear: Un electrodo multicanal se inserta en el interior de la cóclea. El electrodo intracoclear funciona gacias a un estimulador o receptor implantado bajo la piel, por detrás del pabellón auricular. El estimulador subcutáneo está en contacto con una antena externa, gracias a dos imanes situados a ambos lados de la piel. La antena está provista de un micrófono. El micrófono está unido por un cordón a una caja (procesador vocal), alimentada por pilas o por batería. La señal emitida por el procesador vocal es transmitida al estimulador subcutáneo por acoplamiento elctromagnético, lo que asegura un paso transcutáneo de velocidad rápida.
Evaluación de preimplantación del adulto: Existen 5 factores determinantes a la hora de implantar a un adulto: 1) Deseo de oir y de hablar: comunicar oralmente. Es un elemento determinante en la decisión. Describiremos tres situaciones sabiendo que existen situaciones intermedias y sabiendo que se trata de un adulto de 30 a 40 años.
-La primera persona es sorda profunda desde el nacimiento, su comunicación es esencialmente gestual, su lectura labial es baja y su habla muy difícil de comprender: el implante está desaconsejado pues los resultados son siempre malos incluso si puede detectar o identificar algunos ruidos.
-La segunda persona ha perdido su audición desde hace unos 15 años, su lectura labial es excelente, manifiesta siempre la necesidad de comunicarse con su entorno familiar o profesional: es un buen candidato al implante coclear, siempre que los otros criterios le sean también favorables.
-La tercera persona padece una sordera profunda reciente, por accidente de circulación por ejemplo; comienza a leer los labios pero tiene necesidad de perfeccionarse. La decisión del implante podrá tomarse en unos meses.
2) Audiograma: hasta haces años el implante coclear estaba reservado a las sorderas profundas, pérdidas de más de 90 decibelios. Actualmente la indicación del implante puede hacerse con pérdidas audiométricas menores, de hasta 70 dB, pero con un nivel de comprensión oral invalidante a pesar ser portadores de una audioprótesis. En este sentido, el implante mejora sensiblemente la comprensión de la palabra.
3) Diagnóstico por imágenes: El escáner y la resonancia magnética son indispensables para valorar la permeabilidad de la cóclea, pues en los casos en que esté osificada, el implante estará contraindicado.
4) Edad: Si los demás requisitos son favorables, el resultado del implante puede ser favorable hasta la edad de 60-65 años.
5) Entorno social del paciente: La comprensión de la palabra con el implante requiere un “aprendizaje”; dicho proceso de adaptación será mucho más fácil para una persona que posea un entorno familiar y social normal.
Evaluación de preimplantación en el niño: Es importante informar a los padres a cerca de la edad óptima para implantar a un niño nacido sordo. Actualmente la edad prelingual, es decir, el período en el cual el niño va adquiriendo su lenguaje, se situa entre los 2-4 años, por tanto si la sordera sobreviene desde el nacimiento, cuanto antes implantemos al niño, mejor estará su corteza cerebral en disposición de madurar para el aprendizaje de la palabra. Podemos afirmar que en el momento actual, el único límite de edad para realizar el implante lo imponen los problemas anestésicos que pueda comportar la operación, pero se están implantando niños de un año de edad e incluso de meses.
Sin embargo, los padres pueden encontrar “frenos” durante el período óptimo para el implante coclear, es decir, antes de los 5 años. Los padres de niños sordos necesitan a veces varios años para aceptar que su niño es sordo profundo y esta aceptación llega a veces demasiado tarde por ejemplo, hacia los 5-6 años, edad a partir de la cual se sale del período ideal para un implante.
Resultados del implante coclear: Los estudios revelan que un 85% de los niños implantados obtienen un resultado satisfactorio en las pruebas de reconocimiento de la palabra. El implante coclear permite al niño sordo entender el lenguaje. Lo integrará y lo desarrollará según el equilibrio familiar y las estimulaciones de su entorno.
Los resultados en el adulto demuestran el progreso considerable que representa el implante coclear en el adulto que ha perdido la audición.
Complicaciones: Son aquéllas ligadas a cualquier intervención quirúrgica bajo anestesia general. Además las complicaciones locales, más habituales en el niño como son: fiebre, hinchazón de la región, ..serán controladas y tratadas correctamente.
Existen otras complicaciones ligadas al propio implante como pueden ser: Los defectos de funcionamiento del aparato, que serán detectados con una buena información a los familiares. Los accidentes o traumas violentos sobre la zona operada pueden dañar el elctrodo, no obstante los riesgos son escasos con una fiabilidad a largo plazo de más del 95% de los casos.

 


Implante coclear esquematizado
El electrodo multicanal en el interior de la cóclea
Patologías Relacionadas
HIPOACUSIA.   SORDERA BRUSCA   SORDERA PROFESIONAL   TÍNNITUS   TRAUMA SONORO  
Volver
diseño y desarrollo: webdreams