VERTIGO DE MENIERE
Categoría: Oido

Sinónimo:  Síndrome de Meniere, Enfermedad de Meniere .

Definición:

Consiste en la aparición de crisis de vértigo de forma brusca, con sensación de giro de los objetos, acompañada de náuseas, sudoración, acufenos e hipoacusia…, evoluciona por crisis de duración e intensidad  variable y a veces, según la gravedad de los episodios vertiginosos, es una enfermedad que puede incapacitar al paciente.


Síntomas:

Signos premonitorios, como acúfenos, sensación de embotamiento, pitidos de oído.., durante la crisis, náuseas, vómitos, sudoración fría. La sensación de vértigo consiste en movimiento o giro de objetos, sentirse “ como si se fuera a caer, a “perder el conocimiento”, la mayoría de los pacientes  notan muy mal estado general, e inclusi sensación de gravedad. La caída al suelo no es infrecuente, en estos casos la enfermedad puede llegar a ser invalidante, aunque nunca supondrá un riesgo vital.


Causas:

Se desconocen los motivos que desarrollan esta enfermedad, sabemos lo que se produce a nivel del oído interno, pero no se sabe el por qué se origina el vértigo de Menièré. La crisis vertiginosa se produce al alterarse el intercambio de líquidos en el interior del laberinto, se produce un aumento de la presión de endolinfa, lo que conlleva una irritación de las terminaciones nerviosas que controlan el equilibrio, con el desencadenamiento de la crisis vertiginosa.


Diagnóstico:

La clínica es tan llamativa, que induce al diagnóstico de sospecha, lo que se confirma con las pruebas audiometricas y de exploración vestibular. El escáner puede ser necesario en algunos casos.


Tratamiento:

En primer lugar están los sedantes vestibulares, tipo Dogmatil o Torecan, que tratan la fase aguda. El tratamiento de elección es el Serc, que se debe mantener durante mucho tiempo y la supresión deberá ser muy lenta y progresiva, a medida que van desapareciendo las crisis vertiginosas.
 Si el vértigo no responde a los medicamentos, deberemos valorar la posibilidad de un tratamiento quirúrgico. La cirugía varía desde las infiltraciones intratimpánicas de productos tóxicos para el oído interno, que irán anulando progresivamente ese laberinto
enfermo, a la laberintectomía quirúrgica ó destrucción completa del oído interno, pasando por la descompresión del saco endolinfático ó la neurectomía del nervio vestibular.


Pronóstico:

Es favorable a medio-largo plazo. Los tratamientos médicos solventan con éxito el 80% de los casos de vértigo de Meniere y el resto curan gracias a la cirugía.


Patologías Relacionadas
ACUFENOS   AUDIOPRÓTESIS   HIPOACUSIA.   VERTIGO  
Volver
diseño y desarrollo: webdreams