TABIQUE NASAL DESVIADO
Categoría: Nariz

Sinónimo: Dismorfia nasal, Inestetismo nasal.

Definición:

El septum o tabique nasal, es una estructura plana que está situada en el interior de la nariz y que la divide en dos cavidades o fosas nasales. Está formado por una parte anterior cartilaginosa y móvil y otra posterior, más profunda y formada por hueso. La desviación del tabique nasal puede producir alteraciones en la función de las fosas nasales y en la forma externa de la pirámide nasal.
El tabique nasal puede desviarse en cualquier época de la vida o mejor puede estar ya desviado desde la pubertad y no dar problemas hasta bien entrada la madurez.


Síntomas:

 El síntoma más frecuente es la obstrucción nasal o insuficiencia nasal respiratoria, con sequedad bucal, cefaleas, ronquido, alteración del sueño, disminución del rendimiento intelectual, laboral.., catarros, alergias y sinusitis. Si la dismorfia afecta sobre todo a la parte anterior o cartilaginosa, puede existir además una desviación de la pirámide nasal, con el consiguiente inestetismo nasal por nariz desviada.


Causas:

Los traumatismos ya sea recientes o que tuvieron lugar en la primera infancia y comienzan a manifestarse a partir de la pubertad en forma de desviación del tabique nasal, que se hace más aparente en la edad adulta. No obstante el tabique nasal puede desviarse sin que medie trauma anterior, sobre todo en la época en la que más crece, es decir durante la pubertad.


Diagnóstico:

La rinoscopia, la fibroendoscopia nasal , la radiología y la TAC.


Tratamiento:

La cirugía, mediante la intervención denominada septoplastia, si existe además una deformidad nasal externa o dismorfia nasal, podremos solucionar el problema mediante una o septorrinoplastia, y si además hubiera una inflamación de los cornetes, podemos aplicar también una radiofrecuencia inducida sobre los cornetes, para así facilitar la permeabilidad de las fosas nasales.
La intervención se lleva a cabo bajo anestesia general y gracias a las técnicas de cirugía miniinvasiva, no será necesario el empleo de taponamientos que causan tanta molestia en el postoperatorio. El paciente se va a su domicilio en unas horas y puede reanudar su actividad normal, en dos o tres días.


Pronóstico:

Buen resultado si la indicación y forma de proceder quirúrgica han sido efectuadas correctamente.


Espolón septal que se introduce en el cornete (endoscopia nasal)
Tabique nasal luxado y desviado hacia la derecha
Patologías Relacionadas
CORNETES   ALTERACION DEL OLFATO   NARIZ TAPADA   RINOSEPTOPLASTIA   SEPTOPLASTIA  
Volver
diseño y desarrollo: webdreams